Archivo del 1 de mayo de 2014

La diabetes es la causa más frecuente de amputación no traumática de la extremidad inferior en España

La diabetes es la causa más frecuente de amputación no traumática de la extremidad inferior en España, pues siete de cada diez se deben a esta patología, según la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular (SEACV).

Una solución efectiva que evitaría la necesidad de amputar es un sistema de medicina hiperbárica (Oxigenoterapia Hiperbárica (OHB) es el uso médico del oxígeno  al 100% a presiones por encima de la presión atmosférica, concretamente por encima de 1,4 ATA)

El aumento de la glucosa en sangre generado por la diabetes ocasiona un estrechamiento de los vasos sanguíneos más pequeños que repercute en la circulación de la sangre y frena la llegada de oxígeno y nutrientes a tejidos situados en partes extremas del cuerpo, como el pie, explica Fernando González, coordinador médico del Hospital San Francisco de Asís de Madrid.

Las consecuencias pueden ser heridas o úlceras de difícil cicatrización, necrosis y amputaciones de ciertas extremidades. De hecho, los pacientes diabéticos tienen un 25% más de riesgo de sufrir una úlcera en una pierna, según la SEACV.

La deficiencia de oxígeno en sangre (hipoxia) “provoca que las heridas no sigan el proceso de curación y cicatrización normal, que es lo que sucede en los pacientes con pie diabético”, indica el doctor González.

Así, la medicina hiperbárica permite “mantener unos niveles de oxígeno muy altos para que éste llegue a los tejidos dañados y se regeneren”, asegura. Este tratamiento consigue también aumentar el flujo de sangre de la herida a través de la neurovascularización.

Otros resultados que se consiguen con el tratamiento de oxígeno hiperbárico en pacientes con pie diabético son “la estimulación y modulación de la respuesta inmune, la proliferación de colágenos y fibroblastos (para cerrar heridas), reducción de la inflamación, favorece la regeneración celular y actúa como complemento a los antibióticos”

 

El músculo es esencial para frenar la obesidad y la diabetes 2

El entrenamiento de fuerza puede ser un medio muy útil para el tratamiento de la obesidad y de la diabetes tipo 2, ha afirmado el doctor Javier Ibáñez, del Centro de Estudios, Investigación y Medicina del Deporte del Gobierno de Navarra, durante su intervención en el 25º Congreso de la Sociedad Española de Diabetes (SED)

El ejercicio físico conocido como “entrenamiento de fuerza” es muy útil para metabolizar la glucosa y la grasa. La disminución de la masa muscular se acompaña de más obesidad, resistencia a la insulina, diabetes tipo 2, dislipidemia e hipertensión arterial. Por eso se aconseja reforzar al músculo, como parte esencial para metabolizar la glucosa y la grasa. Por medio del entrenamiento de fuerza se reduce la pérdida de músculo (que acompaña al envejecimiento) y puede mejorar la tensión arterial, el colesterol y los triglicéridos, además de aumentar la fuerza, la flexibilidad y la resistencia física.

El entrenamiento de fuerza Incluye levantamiento de pesas, uso de máquinas, flexiones corporales y bandas elásticas. Con él se trabajan diferentes grupos musculares utilizando el propio cuerpo.
Si se van a utilizar autocargas o mancuernas/bandas elásticas, se pueden realizar las sesiones de forma autónoma en su propia casa. En caso querer acudir a un gimnasio para mover más peso, sería conveniente la orientación de un monitor, quien indicará los ejercicios a realizar y las cargas con las que tienen que comenzar su programa de entrenamiento.

Lo ideal es compaginar los dos tipos de ejercicio: aeróbico (caminar, nadar, etc.) y de fuerza, además de flexibilidad.

“El entrenamiento de fuerza puede ser un medio muy útil para el tratamiento de la obesidad y de la diabetes tipo 2”, ha afirmado el doctor Javier Ibáñez, del Centro de Estudios, Investigación y Medicina del Deporte del Gobierno de Navarra, durante su intervención en el 25º Congreso de la Sociedad Española de Diabetes (SED). Las razones del experto son:

Específicamente en casos de diagnóstico de la diabetes tipo 2, en pacientes con una HbA1c (hemoglobina glicosilada) menor de 7,5%, se puede intentar evitar la solución farmacológica si cambian a una dieta hipocalórica, combinada con ejercicio físico. “Se ha visto que con solo dos sesiones de fuerza por semana, en cuatro meses, sin una dieta hipocalórica concomitante, los pacientes pueden mejorar significativamente los niveles plasmáticos de glucosa y la sensibilidad a la insulina, y disminuir alrededor de un 10% la grasa corporal”, ha concluido el doctor Ibáñez.

 

Anuncios google

Sociedad española de diabetes SED

Federación-de-Diabéticos-Españoles-FEDE

Sociedad española de diabetes SED

Alergia a abejas y avispas (himenópteros) Página del Comité de Alergia a Himenópteros Fundacion diabetes

Las alergias

Calendario entradas Blog Tipos de diabetes
mayo 2014
L M X J V S D
« abr    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies