Deporte, ejercicio y diabetes

Estilo de vida, deporte, ejercicio físico y diabetes

La Organización Mundial de la Salud ha alertado sobre el incremento que se está registrando de esta enfermedad. Y cada vez se están detectando más casos de diabetes tipo 2 en edades tempranas. Los hábitos de vida actuales, y concretamente el sedentarismo y la mala alimentación, son la causa del incremento del número de diabéticos en todo el mundo

Mantener unos hábitos de vida saludables como la mejor garantía para frenar el avance de esta enfermedad.

Controlar el peso, no fumar, evitar el consumo de alcohol, disminuir el consumo de grasas saturadas presentes en carnes rojas y de las grasas trans de la bollería industrial, son alguna de las recomendaciones dietéticas de los expertos así como realizar ejercicio físico.

Un diabético, en general debe hacer deporte en todas la circunstancias, excepto, cuando hay una cardiopatía, un problema respiratorio, lesiones traumáticas o articulares, en ciertos momentos del embarazo, o cuando las complicaciones de la diabetes o una gran descompensación con cetosis nos lo impidan.

Beneficios de la práctica regular de ejercicio físico:

 

Para un diabético, practicar algún tipo de deporte supone una mejora del riego sanguíneo; un aumento del llamado buen colesterol (HDL-c) en sangre así como una reducción de los niveles de triglicéridos sanguíneos. Asimismo disminuye la necesidad de insulina o antidiabéticos orales.  Junto con una dieta hipocalórica, contribuye al descenso del peso en caso de sobrepeso u obesidad, proporcionando  bienestar físico y psíquico; mejorando  la calidad de vida.

Los endocrinólogos, apuntan al ejercicio físico como una de las mejores vías para prevenir y combatir esta patología. Según un estudio, los adultos poco aficionados a practicar deporte tienen el doble de riesgo de padecer diabetes no dependiente que aquellos que practican ejercicio físico. El deporte mantiene la sensibilidad de las células a la insulina y evita que se produzcan trastornos del metabolismo del azúcar.

 

Deportes para el diabético

Caminar o correr de forma suave, sin realizar cambios de ritmo bruscos, es uno de los ejercicios más recomendables para el diabético. Los deportes que utilizan preferentemente el metabolismo aeróbico, es decir, los de resistencia, son los más adecuados. Caminar, atletismo, ciclismo o natación, son algunos ejemplos, ya que estos deportes no requieren gastos bruscos de energía sino esfuerzos mantenidos.

Deportes prohibidos  para el diabético

En general el diabético no debe realizar deportes de riesgo (pesca submarina, deportes de motor, paracaidismo…). En todas ellas, un desmayo originado por una disminución de la glucemia podría tener consecuencias fatales. También quedan descartados (debido al riesgo de una lesión vascular) los deportes con traumatismos violentos y repetidos, como boxeo o artes marciales, etc. Hay que tratar de reducir siempre el riesgo a una posible hipoglucemia que podrían producir mareos o pérdida de conciencia

Deja un comentario

Anuncios google

Sociedad española de diabetes SED

Federación-de-Diabéticos-Españoles-FEDE

Sociedad española de diabetes SED

Alergia a abejas y avispas (himenópteros) Página del Comité de Alergia a Himenópteros Fundacion diabetes

Las alergias

Calendario entradas Blog Tipos de diabetes
agosto 2018
L M X J V S D
« may    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies