Retinopatía diabética

La retinopatía diabética es una complicación ocular de la diabetes que está causada por el deterioro de los vasos sanguíneos de la retina.

El daño de los vasos sanguíneos de la retina puede tener como resultado que estos sufran una fuga de fluido o sangre. Si la enfermedad avanza se forman nuevos vasos sanguíneos y prolifera el tejido fibroso en la retina, lo que tiene como consecuencia que la visión se deteriore, pues la imagen enviada al cerebro se hace borrosa, que en última instancia puede conducir a una severa pérdida de visión e incluso ceguera.

Todas las personas con diabetes, tanto del tipo 1 como del tipo 2, corren riesgo de padecer retinopatía diabética.  La retinopatía diabética está directamente relacionada con el tiempo que una persona ha tenido diabetes: aproximadamente el 90% de los pacientes con diabetes tipo 1 y el 60% de las personas con diabetes tipo 2 desarrollan alguna forma de retinopatía diabética 20 años después del inicio de la enfermedad. Aunque pueden aparecer en niños y adolescentes, la retinopatía  es poco frecuente en este grupo de edad, a menos que la diabetes se haya iniciado a una edad muy temprana.

El edema macular y la retinopatía diabética se detectan al hacerse un examen completo de la vista que incluye:

Prueba de agudeza visual. En esta prueba se usa una tabla optométrica para medir su vista a diferentes distancias.
Examen con dilatación de las pupilas. Para dilatar o agrandar las pupilas, el oculista le pondrá unas gotas en los ojos. El oculista mira a través de un lente de aumento especial para examinar la retina y el nervio óptico para ver si hay señales de daño u otros problemas de los ojos. Después del examen, su visión de cerca podrá permanecer borrosa por varias horas.
Tonometría. Se utiliza un instrumento para medir la presión del ojo. Para esta prueba, el oculista puede ponerle unas gotas para adormecer sus ojos.

Síntomas

Al principio no suele haber síntomas.
Disminución de la agudeza visual.
Visión doble o borrosa
Anillos, luces centelleantes o puntos ciegos.
Manchas oscuras o flotantes.
Dificultad para ver objetos ubicados hacia las esquinas de los campos visuales
Con el tiempo puede empeorar y causar una pérdida de visión que, por lo general, afecta a ambos ojos. También puede que exista una pérdida brusca de la visión en algunos casos, debida, por ejemplo, a hemorragia vítrea.

Revisiones

Todas personas con diabetes deben hacerse un examen completo de la vista con dilatación de las pupilas, por lo menos una vez al año.
Un diagnóstico rápido y un buen control de la diabetes hacen mejorar la retinopatía diabética. El diagnóstico rápido lleva a un tratamiento precoz que puede frenar su progresión y síntomas. El control de la diabetes enlentece su aparición o progresión.

Tratamiento y prevención de la retinopatía diabética

Buen control de la glucemia.
Control de posibles factores de riesgo cardiovascular asociados (HTA, dislipemia, etc.).
Dejar de fumar. Fumar aumenta el riesgo de lesión ocular.
Tratamiento con láser.
Cirugía
Fármacos de administración intraocular.

 

Deja un comentario

Anuncios google

Sociedad española de diabetes SED

Federación-de-Diabéticos-Españoles-FEDE

Sociedad española de diabetes SED

Alergia a abejas y avispas (himenópteros) Página del Comité de Alergia a Himenópteros Fundacion diabetes

Las alergias

Calendario entradas Blog Tipos de diabetes
septiembre 2018
L M X J V S D
« may    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies